10 diciembre 2018

Vendrá la muerte y tendrá tu rostro - José Luis Tomás Porta

VENDRÁ LA MUERTE Y TENDRÁ TU ROSTRO
José Luis Tomás Porta
Azar Grupo Editorial
404 páginas
#prenda164
“Solo se ama de verdad lo que se puede perder, aquello que te puede destruir”.
¿Por qué murió la pintora Sara Romero Vázquez? ¿Por qué vivió?
El periodista de sucesos Gonzalo Quesada tiene como afición elegir muertos desconocidos e investigar su vida para reescribirla tal y como ellos hubieran querido que fuera.
Al intentar reconstruir la vida de la pintora, fallecida en extrañas circunstancias, Gonzalo se involucra en la búsqueda de un cuadro que esconde las claves de un mundo de corrupción en el que se entrecruzan los intereses de distintas personas que convivieron con la pintora en el turbio ambiente que marcó su existencia.
Ayudado por su amigo, el subinspector Ramos, el periodista intentará desentrañar una compleja red de blanqueo de capitales y especulación urbanística, dirigida por el prestigioso empresario y mecenas holandés Ruus van Loos.
También hay una voz, y una ciudad donde todo confluye: Praga.
Una historia sin concesiones, donde el lector no podrá estar seguro de si lo que piensa se lo está susurrando alguien.

Hoy me enfrento a una reseña complicada. Os voy a hablar de un libro sobre el que tengo sentimientos encontrados. Una historia que me llamó mucho por su género, su planteamiento y porque la prosa del autor venía bien valorada por anteriores lectores; así que cuando La Reina Lectora planteó su lectura conjunta, me animé a descubrir a Sara y el misterio que rodea su muerte.

¿Y qué tal me ha sentado esta prenda? Pues me he quedado un tanto insatisfecha pero, a la vez, me ha dado muchísimo que pensar. Sí, he reflexionado bastante con la lectura de esta novela pero no por un mensaje que encierra... o alguna circunstancia expuesta en su trama..., sino que le he dado vueltas a la forma en que actualmente consumimos literatura. Pero antes de compartir con vosotros mis idas y venidas mentales a este respecto, os adentro un poquito más en Vendrá la muerte y tendrá tu rostro.

¿Qué hilos entreteje? Todo gira en torno a la protagonista absoluta: Sara, cuya muerte esta rodeada de muchas incógnitas y cuya vida es un misterio. Desentrañando todas esas sombras encontramos a Gonzalo, amigo del subinspector Ramos y periodista de la sección de necrológicas. Gonzalo acompaña a Ramos en el momento en el que se descubre el cadaver de Sara. La imagen de la chica le impacta de tal modo que no puede evitar desear reconstruir su vida topándose con obstáculos y oscuridades con las que no contaba. A través de las investigaciones de Gonzalo y los testimonios de personas que formaron parte de la vida de la finada, reconstruiremos quién era y por qué ha muerto.

«La muerte nunca duele, nos dolemos nosotros» Vendrá la muerte y tendrá tu rostro

¿Cuáles son las tonalidades en las que se mueve? Negras, muy negras. No puedo catalogarlo de thriller, considero que ese apelativo trae implícito una acción y un ritmo del que esta historia carece. Pero creo que encaja perfectamente en el cajón de novela negra, ya no solo por la criminalidad y las investigaciones policiales, sino por el ambiente sórdido en el que se sumerge el lector. La vida de Sara, ya os lo anticipo, tiene muchas más sombras que luces.

¿Qué puntos, bajo mi punto de vista, favorecen el tejido? Sin duda alguna la narrativa de José Luis Tomás Porta. Si algo tengo claro es que escribe de maravilla (al menos para mi gusto). Rozando la prosa poética en algunos pasajes, el autor ha logrado envolverme con sus palabras. 

«Ya no existía yo, ya no existía su cuerpo, ya no existía ella. ¿Cómo era ella, cómo era su mirada, sus palabras, quién era, dónde estaba? Todo lo ocupaba ella, pero ella era tan solo ya mi pensamiento, una sustitución que se hacía metálica dentro de mí, que me iba llenando y me molestaba hasta hacerme gritar de rabia, porque cada pensamiento mío de ella iba alejando más aquel momento en que fue verdad, se iba convirtiendo en simple recuerdo que olvida la realidad».

Vendrá la muerte y tendrá tu rostro


Otro punto a favor es el modo en el que construye un personaje con tantos matices. Sara es expuesta al lector desde todas sus caras, cada testimonio y cada obra de arte de su autoría muestra un pedacito de ese crisol que es la portagonista. Está muerta, todo lo que sabremos de ella nos llegará de modo indirecto y aún así podremos construirla. He de destacar que me ha gustado el concepto de llegar a conocer a un artista a través de sus obras.

¿Qué hechuras no ajustan del todo con mi talla? Me ha resultado demasiado lento y en ocasiones me he sentido perdida entre paja. Para mí, que una novela tenga ritmo no es indispensable, disfruto bastante de una buena historia sin necesidad de que sea una vuelapáginas pero supongo que no he conectado ni con el ambiente ni con los personajes. No necesito un mundo color de rosa ni soy una puritana, ni muchísimo menos, pero no he comprendido algunos comportamientos ni me he sentido cómoda con algunos planteamientos. 


”ComprarConcluyendo... me he topado con una novela con una prosa que me ha conquistado pero que teje una historia con la que no he conectado. Una lectura en la que me he visto separando el trigo de la paja para mantener vivo el impulso de seguir leyendo. Y que ante esta situación, yo lectora que valoro enormemente la buena narrativa... que adoro subrayar pasajes... no he podido evitar, como ya os comentaba al principio, cuestionarme algunas cosas.


¿Nos estamos convirtiendo en consumistas de "fast-books"?

A veces creo que pasamos por las historias de puntillas, que la literatura finalmente se ha subido al tren de nuestro ritmo de vida, de nuestro consumismo. Quiero pensar que no he conectado con esta historia porque, como siempre digo, hay tantas versiones de un libro como lectores y no todo puede conquistar a todo el mundo; pero la reflexión ha sido inevitable. 






7 comentarios:

  1. A veces pasa que el libro no acaba de gustarnos pero algo nos deja y así por lo menos no hemos perdido el tiempo. Me parece bien que la prosa valga la pena pero si la historia no me gusta...y esta por ambiente y por esa falta de ritmo no me va.
    Besines

    ResponderEliminar
  2. Hola me ha gustado la reseña es una pena que no hayas podido conectar con la historia. Gracias por la recomendación. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo claro que no me importa si es un tanto densa la lectura, me he topado con algunas así, pero que me han llegado y eso es lo que busco, que mi empatía sea entera aunque sienta que voy lenta, no me importa, pero entiendo lo que dices.
    Este no creo que sea de mi estilo, así que lo dejo pasar.
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  4. Pese a esos puntos flojos que señalas, creo que me gustaría esta lectura. Pero en otro momento que tenga la cabeza más centrada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. NO me convence del todo.... Aunque tiene buena pinta no me convencen los peros que señalas.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que sí, Ana. Nos estamos convirtiendo en lectores de fast-books (por cierto, nunca había leído esta expresión). Amazon está disparando las novelas de 100 páginas y eso nos está haciendo un poquillo vagos en cuanto a lectura. Incluso si la novela que cogemos tiene 100 páginas, pero ritmo lento, ya nos joroba nuestra marcha presta de lectura.

    Ya te diré que me parece a mí este libro cuando lo lea.

    Abrazo grande,
    Eva.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Anuca! Bueno, uf, no sé por dónde empezar. La trama es muy interesante, la reseña que tú haces es magnífica; las conclusiones, me quedo con lo de que te ha gustado su prosa. Le daré una oportunidad y lo leeré en cuanto pueda. He pedido a los Reyes un libro electrónico, pues no veas la de libros que compro, necesito un segundo empleo para eso, ja ja. Pero bueno, en breve lo leeré.
    EN cuanto a lo de Amazon y esas novelas cortas, me da miedo, supongo que porque yo por ahora llevo tres libros. El primero fue de 80 paginas y muchas fotografías, el segundo fue novela (que tú reseñaste de forma sublime, por cierto) 500 páginas. Y la tercera tiene 380. Pero sí que es lo que tu dices, y muchas veces, por falta de tiempo hay quien lee solo quién no supera un número de páginas. Y es una pena.
    ¡Besos y ya te contaré cuando lo lea! :D

    ResponderEliminar

¿Has leído ya la Política de privacidad? (lateral derecho del blog).
Pues.. ¡anímate a darle a la aguja!
Tus tejidos aportan los colores más bonitos a mi patchwork.

Para afiliaciones u otros temas ajenos a esta publicación,
por favor, envíame un e-mail y estaré encantada de leerte :)

Gracias por leerme.